Actividades navieras y astilleros

Actividades navieras y astilleros

En los barcos de crucero y transbordadores se da una gran variedad de tareas de tratamiento de agua: tratamiento del agua potable y del agua residual, tratamiento del agua de las piscinas y tratamiento del agua de procesos.

Los grandes barcos son autosuficientes en lo que se refiere al abastecimiento de agua potable. Para ello, cuentan con equipos de ósmosis inversa que retiran la sal disuelta del agua del mar, que no es potable para el ser humano, y la convierten en el agua potable que necesitan. Los barcos pueden extraer agua del mar siempre que se encuentran fuera de la zona de las 15 millas.

Antes de que el agua del mar llegue a los equipos de ósmosis inversa, se desinfecta con cloro y, a continuación, se almacena en tanques. Justo antes de la desalinización, debe volverse a eliminar el cloro que se encuentra en el agua del mar para que las delicadas membranas de los equipos de ósmosis inversa no resulten dañadas. Una vez se ha desalinizado el agua del mar, vuelve a clorarse antes de bombearse de nuevo hacia grandes tanques de almacenamiento. En dichos tanques, el agua se almacena para su posterior consumo. El consumo de agua depende en gran medida del momento del día.

Tanto en el clorado como en la descloración (con sulfito ácido de sodio), se determinan los valores del agua deseados con la técnica de medición y regulación de ProMinent. De la dosificación de los diferentes agentes químicos se encargan las bombas de dosificación y los completos sistemas de de dosificación de ProMinent.

Otra posibilidad para el abastecimiento de agua potable es el almacenaje de agua potable en tanques en el puerto. En este caso, los tanques de agua del barco se llenan con agua potable de la red municipal de agua potable a través de mangueras. Para poder garantizar también en este caso la ausencia de gérmenes en el agua, esta se desinfecta añadiendo una cantidad proporcional de cloro antes de acceder al barco. De este trabajo se ocupan también los sistemas y las bombas de dosificación de ProMinent. La técnica de medición y regulación de ProMinent registra y documenta el resultado.

Además del tratamiento del agua potable, en los barcos se dan muchas otras tareas de tratamiento de agua:

  • Tratamiento de agua residual
  • Tratamiento del agua de piscinas (piscinas, jacuzzis, saunas, etc.)
  • Tratamiento del agua de procesos (agua de refrigeración para la propulsión del barco y, dado el caso, agua de alimentación de la caldera)

También en estos casos ponemos a su disposición la técnica de dosificación, medición y regulación apropiada y el know-how específico de nuestra empresa.

Imprimir página